ATM

La Articulación Temporo-Mandibular, o ATM está formada por los huesos maxilar inferior y temporal y es la que nos permite abrir y cerrar la boca. Partiendo de este punto, y teniendo en cuenta que cosas como comer, hablar, respirar o simplemente tragar saliva, requieren del movimiento de esta articulación, podemos suponer que es una de las articulaciones que más se mueve a lo largo del día, y por lo tanto de nuestra vida.

Está íntimamente relacionada con el raquis cervical superior ( o cervicales altas) y por tanto con el resto de la espalda. Es normal entonces, pensar que si tenemos una disfunción de la ATM, tendremos también una disfunción en esos segmentos cervicales de nuestro cuello y viceversa.

Las disfunciones de la ATM cursan, (entre otros síntomas) con: limitaciones en la
apertura, cierre o desviaciones laterales de la mandíbula, dolor de cabeza y cuello, dolor de oído, mareos… Son sintomas muy comunes en un alto porcentaje de pacientes y como tal, hay que tenerlos en cuenta.

El bruxismo o «apretar los dientes» es una de las patologías de la ATM más conocida por todos, pero ¿Sabías que la Fisioterapia puede tratar este tipo de disfunciones? Pues si, la fisioterapia junto con otros tratamientos es de vital importancia en el tratamiento de esta articulación ya que permite restaurar la función normal (articular y muscular) del sistema masticatorio en relación con los demás componentes de la cabeza y el cuello.

Podemos ayudarte. Consúltanos.